Mike Pence: “Pekín ha proporcionado un salvavidas al corrupto e incompetente régimen de Maduro en Venezuela, prometiendo 5.000 millones de dólares en créditos cuestionables que pueden ser pagados con crudo” #InfoDSD #4Oct

Ayudanos compartiendo en tus redes sociales

#InfoDSD #4Oct

 

Resumen Informativo

 


Mike Pence: “China ha proporcionado un salvavidas al corrupto e incompetente régimen de Maduro”

 

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, acusó hoy a China de proporcionar un “salvavidas” al presidente venezolano, Nicolás Maduro, con los créditos que concede a Venezuela a cambio de crudo, y condenó que Panamá, República Dominicana y El Salvador hayan roto sus lazos con Taiwán.

 

“Pekín ha proporcionado un salvavidas al corrupto e incompetente régimen de Maduro en Venezuela, prometiendo 5.000 millones de dólares en créditos cuestionables que pueden ser pagados con crudo”, dijo hoy Pence en un discurso sobre China en el centro de estudios Hudson Institute.

 

China es, desde la pasada década, uno de los más importantes socios comerciales de Venezuela, país que le paga gran parte de los créditos e importaciones con petróleo, fuente energética de la que el país suramericano posee las mayores reservas del planeta.

 

El vicepresidente estadounidense alertó de que ese sistema está “cargando al pueblo venezolano con más de 50.000 millones de dólares de deuda”, y advirtió de que China “usa la llamada ‘diplomacia de la deuda’ para aumentar su influencia”.

 

“Ofrece cientos de miles de millones de dólares en créditos de infraestructura a gobiernos desde Asia hasta África, pasando por Europa e incluso Latinoamérica. Pero los términos de esos créditos son opacos, y los beneficios fluyen abrumadoramente hacia Pekín”, advirtió.

 

Pence también lamentó que el Partido Comunista Chino haya “convencido a tres países latinoamericanos” -en referencia a Panamá, República Dominicana y El Salvador- de “romper lazos con Taipei y reconocer a Pekín”.

 

“Estas medidas amenazan la estabilidad del estrecho de Taiwán, y Estados Unidos las condena”, agregó.

 

“Aunque nuestro Gobierno seguirá respetando nuestra política de una sola China (…), Estados Unidos siempre creerá que el abrazo de la democracia en Taiwán muestra un camino mejor para todo el pueblo chino”, aseguró Pence.

 

La política de “una sola China”, que Pekín impone como base de sus lazos con cualquier país, significa que el único Gobierno chino al que debe reconocer Washington es el que tiene sede en Pekín, lo que le aleja de las aspiraciones independentistas de Taiwán.

 

El presidente de EEUU, Donald Trump, puso en duda su respeto a esa política poco antes de llegar al poder, en diciembre de 2016, cuando habló por teléfono con la mandataria de Taiwán, Tsai Ing-wen, en el contacto de mayor nivel entre Washington y Taipei en casi 40 años.

 

No obstante, Trump se comprometió a respetar la política de “una sola China” en febrero de 2017, lo que le permitió encauzar sus relaciones con el Gobierno chino, al que no obstante pueden molestar las palabras de Pence en apoyo del modelo “democrático” en Taiwán. EFE


Luis Almagro: “La mejor manera de proteger a los venezolanos es erradicar la dictadura”

 

Quizá no sea muy ético decirlo desde acá, pero es el mejor amigo que tienen los venezolanos. El mayor aliado que tiene la causa por la libertad de una nación secuestrada, y ya devastada. El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, le ha declarado la guerra al régimen de Nicolás Maduro —y, por lo tanto, al mismo tiempo, ha proclamado su compromiso con la democracia en Venezuela y en la región—

 

Desde Washington D.C. se alza como un enemigo implacable del chavismo y su pretensión de aniquilar a una población. Con las resoluciones, los intentos de impulsar la Carta Democrática Interamericana, su reciente visita a la frontera entre Colombia y Venezuela, sus fuertes declaraciones —incluso contra aquellos supuestos miembros de la oposición, ya desgastados y aborrecidos—, ha colaborado con forzar a todo un concierto de naciones a asumir posturas tajantes ante la que podría ser la mayor crisis humanitaria que ha padecido el hemisferio Occidental.

 

En su oficina, en la capital estadounidense, Almagro conversó con el PanAm Post. Bastante cordial e inquieto, con gestos propios de un infatigable. No podía ocultar su ira e indignación al reseñar una tragedia que, según dice, le afecta profundamente. Luis Almagro habló sobre lo esencial, que es lo que hoy nos concierne. La inminencia —o no— de una intervención, el «principio de proteger», la verdadera naturaleza del régimen de Maduro y la obligación de los países. Porque ya el drama de Venezuela no está solo en las manos de sus ciudadanos. Trascendió y las naciones del mundo deben jugar un papel definitorio.

La primera vez que usted habló abiertamente sobre el tema de la intervención militar en Venezuela fue hace unos días en Colombia, cuando visitó la frontera. Desde entonces el debate ha escalado. Es tenso. ¿Qué quiso decir realmente esa vez, luego de visitar a los refugiados?

Lo que quise decir es lo que había dicho antes y lo que dije después también. Lo que dije ese día: todas las opciones, dentro del marco del derecho internacional y del derecho del Sistema Interamericano, tienen que estar abiertas. Es muy importante que así sea. Fundamentalmente por los derechos del pueblo venezolano. Fundamentalmente porque llegará el momento en el que vamos a tener que resolver la situación de crisis humanitaria del país.

 

Llegará el momento en que tengamos que resolver el descalabro político e institucional que tiene Venezuela. Llegará el momento en que tengamos que resolver la situación económica, financiera y social que vive Venezuela.

Obviamente que queda mucha diplomacia por aplicar. Obviamente que quedan muchas sanciones y rondas de sanciones para aplicar al régimen bolivariano. Pero sería completamente contrario a derecho —¡sería absolutamente inhumano!— que le negáramos derechos al pueblo venezolano, como la responsabilidad de proteger, la intervención humanitaria, como el exigir la responsabilidad criminal por violaciones de derechos humanos, por crímenes de lesa humanidad, corrupción o narcotráfico a los dictadores de Venezuela.

Es decir: que conforme a derecho, todas las opciones deben estar abiertas.

Luego de la visita a la frontera usted publicó un video. Declaró sobre lo que había sido la jornada en Colombia. Ese video fue interpretado de muchísimas maneras. Y muchos dijeron que usted estaba rectificando. Que se retractaba de sus palabras en Colombia.

Mira, cuando terminé de grabar el video le dije, acá, a mis asesores: la mitad de la gente va a decir, “Almagro se retractó”, y la otra mitad, “Almagro insiste con la intervención militar”.

Como estamos hablando: no es ni una cosa ni la otra. Ni me retracté ni he propuesto una intervención militar o una agresión o una invasión contraria a derecho.

Es lo mismo que digo siempre y lo vuelvo a repetir ahora.

¿Cómo son compatibles sus palabras en Colombia, cuando dijo que “no podemos descartar una intervención militar”, con lo que luego dijo: “No es cierto que yo tenga una posición favorable a una intervención armada”? ¿Cómo es compatible, primero, que diga que no descarta una intervención militar, y luego decir que condena la intervención armada?

No, porque, la pregunta en Colombia… Fue muy clara mi respuesta y es la misma que he dado siempre. Y por eso quizá la simplifiqué un poco. Pero es la misma que te acabo de dar ahora y es la misma que había dado en esa oportunidad.

Yo en esa oportunidad hice algo que nunca hago —y que eso fue lo que hizo sonar rara, de alguna manera, la respuesta—: primero, que no empecé aclarando, conforme al derecho internacional como había hecho siempre, y al sistema interamericano, que no debemos descartar ninguna opción. Esa vez lo que hago es: repito el acápite de la pregunta. Pero fundamentalmente porque no la había escuchado.

Si vos ves el video completo, ves que yo me bajo del estrado, a preguntar qué me preguntaron. Entonces subo y repito las preguntas, para ver si estoy más o menos en lo cierto… Entonces, quedó pegado eso: “En-cuanto-a-intervención-militar-no-debemos-descartar-ninguna-opción”. Pero, obviamente fue en función de lo que habíamos dicho siempre y lo que vamos a seguir diciendo: obviamente, conforme a derecho internacional, conforme al sistema interamericano y a lo que ha sido el derecho consuetudinario, también, en estos casos.

Muchos —y esto lo digo como venezolano y tomándome el atrevimiento de filtrar una percepción general— cuando lo escucharon decir a usted, ¡simplemente mencionar eso!, se emocionaron. Porque demasiada gente deposita sus esperanzas en esa posibilidad. Porque hay desespero…

Pero es que eso es claro. Es claro. Si hubieras estado en el puente conmigo ese día, también hubieras visto eso reafirmado miles de veces. Porque, verdaderamente, lo que la gente quiere y pide es que saquen a Maduro.

¿Como sea?

¡Como sea! O sea, hoy no hay peor cosa para Venezuela que tener a Maduro. Y a este régimen. Esa es la realidad. Esa es. Entonces entendemos a la gente. No obstante, obviamente que ninguna lógica de trabajo que venga de esta organización puede tener otra lógica que ajustarse al derecho.

Y eso, yo también querría que me lo hubieran entendido. De alguna manera lo intenté. Y, sabes, creo que la gente de alguna forma también lo entiende. Lo que pasa es que la gente ya, hoy, piensa que hay base y fundamento como para aplicar la responsabilidad de proteger. Ya, hoy, la gente es consciente, en la dimensión del sufrimiento personal y familiar y social que arrastra encima, que ya es tiempo para una intervención humanitaria.

Los venezolanos, ¡el noventa por ciento!, consideran que ya es tan dados los fundamentos para esto…

¿Usted coincide?

Mira, las urgencias del pueblo venezolano me son muy cercanas. Y me son muy coincidentes en la dimensión humana. Pero también sé que estas cuestiones tienen procesos y procedimientos de acumulación diplomática, y de posicionamiento y decisiones diplomáticas, que no son los tiempos del sufrimiento humano. Que no son los tiempos del sufrimiento de los venezolanos.

Entonces, yo creo que sí: tenemos que compatibilizar las dos cosas. O sea, no podemos seguir infligiendo al pueblo venezolano este castigo inhumano, esta represión y esta opresión —¡tanta muerte, tanta tortura, tanta prisión!— sin tomar las decisiones necesarias para que eso se resuelva.


María Corina desde Cojedes: “Hoy Venezuela tiene una dirección política resteada con el quiebre”

 

María Corina Machado, coordinadora nacional de Vente Venezuela, aseguró este jueves, durante un encuentro ciudadano en Cojedes, que el país tiene actualmente una dirección política resteada con el quiebre del régimen de Nicolás Maduro.

Machado expresó que en el país se acabó “la obediencia” y el esconderse detrás de siglas, instituciones y partidos. En este sentido, le habló a los miembros de la Fuerza Armada Nacional: “Ningún ciudadano militar puede escudarse en que está recibiendo órdenes, aquí todos a hacer lo que tengamos que hacer”.

 

Asimismo, la dirigente aseveró que los ciudadanos han asumido la ruta de la desobediencia, donde “no le pasan ni una a Maduro”.

“Hoy Venezuela tiene una dirección política resteada con el quiebre. A aquellos que hoy hablan de un nuevo proceso electoral para reconocer a la constituyente y darle más tiempo al régimen, les decimos: No aceptamos más operaciones fraudulentas. Aquí no puede haber nadie que convalide falsas elecciones tuteladas por la constituyente cubana”, dijo.

A juicio de la líder opositora, estas operaciones buscan repartirse “no se qué cargos”, por lo que ubicó en este un momento para hablar con la verdad.

 

“Venezuela ya habló y dio un mandato el 16 de julio del año pasado. Aquí no hay nada más que votar. Lo que viene es acumular fuerzas hasta que Maduro entienda que le sale mejor irse”, indicó.

El acompañamiento de Machado sirvió para anunciar que en la entidad se sumaron a Vente Venezuela, más de 10 líderes de otras organizaciones, entre ellos Lilibeth Sandoval, abogado y luchadora social quien se suma a “La ruta del quiebre” hasta conquistar la libertad de Venezuela.

En la protesta ciudadana estuvo presente Pablo Aure, secretario de la Universidad de Carabobo; María Oropeza, coordinadora nacional de Vente Joven; Julio Silva, coordinador de Vente Cojedes; y Álvaro Aular, coordinador de Vente Joven Cojedes. Nota de Prensa

 


CIDH solicitó al régimen que permitan la visita de la comisión a los centros de detención del país

 

Joel Hernández García, miembro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, solicitó este jueves al Estado venezolano que permitan la visita de la CIDH a los centros de detención del país.

 

 

“Existe una apertura de la CIDH para poder ir a Venezuela y obviamente la relatoría de personas privadas de libertad tiene un interés especial en poder visitar los centros de detención”, dijo Hernández García.

El comisionado señaló que la comisión debería asistir a los centros penitenciarios para verificar lo que dijo el representante del Estado venezolano.

El representante del gobierno de Venezuela señaló que en el país se garantizan los derechos humanos de las personas privadas de libertad y comentó que el parlamentario Juan Requesens ha recibido atención médica en la El Helicoide, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional. El Nacional


Fedecámaras ante la OIT: “En Venezuela el trabajo no tiene futuro”

 

En la ciudad de Panamá, en la 19ª Reunión Regional Americana de la OIT, el presidente de Fedecámaras, Carlos Larrazábal, afirmó que Venezuela no podrá cumplir los Objetivos del Milenio y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Señaló que “Venezuela presenta enormes rezagos en temas como educación, capacitación tecnológica, protección y seguridad social, crecimiento económico, productividad laboral, así como en el respeto al diálogo social y a las normas internacionales del trabajo; los cuales son cruciales para enfrentar los retos del futuro del trabajo.

El presidente de Fedecámaras se refirió a la grave situación social que vive el país, que ha generado una migración masiva de venezolanos que está impactando negativamente al resto de los países de la región. Naciones Unidas estima una migración de, al menos, 2,3 millones de venezolanos; y el 90% lo ha hecho hacia países de la región, por lo cual la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados y la Organización Internacional para las Migraciones, designaron la semana pasada, a un Representante Especial para los migrantes venezolanos en la región.

 

Aseguró Larrazábal que nuestro país enfrenta serios problemas de alimentación, pues 8 millones de venezolanos ingieren dos o menos comidas al día y, por su parte, los programas gubernamentales de distribución de alimentos no alcanzan las exigencias nutricionales de consumo mínimo diario, con serias deficiencias proteicas; realidad que está comprometiendo el desarrollo de las condiciones biológicas de nuestros niños y jóvenes, impidiéndoles desarrollar las condiciones biológicas necesarias para ser aptos para el mercado de trabajo en su adultez. “La brecha generada por la población desnutrida, incidirá en el desarrollo del entorno laboral y en la productividad de las empresas y del país”.

Esta situación ha impactado de manera importante en el desenvolvimiento laboral en Venezuela, pues según Larrazábal, la fuga de talentos en las industrias alcanza el orden de 30%.

También mencionó los niveles de deserción estudiantil. Refirió datos de organizaciones reconocidas según los cuales 2017 fue el año de mayor deserción escolar desde 1958. En la educación media, la deserción es de 78% y en la Universidad supera el 50 %.

 

Mencionó que esta crítica realidad antes descrita, unida a la escasez de medicinas e insumos médicos, hizo que la semana pasada el Consejo de Estado de las Naciones Unidas reconociera la crisis humanitaria que vive Venezuela, exhortando al Gobierno a aceptar la asistencia humanitaria, para atender precisamente estos problemas.

Reiteró Larrazábal que la economía de Venezuela ha perdido más del 50% de su tamaño y que el salario mínimo diario del trabajador, hoy en 80 centavos de dólar, a tasa de cambio oficial, representa sólo un tercio del valor de la canasta básica alimentaria. Y, por tanto, recalcó la importancia de restablecer en Venezuela las condiciones de estímulo al trabajo y al esfuerzo, como garantía de retribución de mayor bienestar y calidad de vida de los trabajadores. Hoy en Venezuela, el trabajo no tiene futuro.

Finalizó su intervención ante la 19ª Reunión Regional Americana de la OIT, manifestando que la “inexistencia del diálogo social en Venezuela y el grave y permanente irrespeto del Gobierno a las normas internacionales del trabajo, condujeron a la activación de la Comisión de Encuesta de la OIT, la décimo tercera en los casi 100 años de vida del organismo internacional, que ya se encuentra en pleno funcionamiento”.

Reiteró ante la OIT y ante la Comisión de Encuesta, la aspiración de Fedecámaras de que ésta pueda llegar a exhibir, como su éxito más importante, “el restablecimiento del Diálogo Social para lograr la superación de los obstáculos presentes en esta gravísima crisis económica, política, social y humanitaria que vive Venezuela y que ha impactado en toda la región”. Prensa Fedecámaras


Luisa Ortega Díaz denunció ante la CPI violación de DD HH de Juan Requesens y Julio Borges

 

Luisa Ortega Díaz, Fiscal General de la República en el exilio, denunció este jueves los presuntos maltratos y violaciones de derechos humanos cometidos a Juan Requesens, y la persecución realizada a Julio Borges, parlamentario en el exilio ante la fiscal general de la Corte Penal Internacional (CPI).

 

“Con el objeto de presentar formal ampliación de la denuncia contra quien ocupa ilícitamente la función de Presidente de la República Bolivariana de Venezuela (…) Por ser autores de los delitos de encarcelación y tortura en perjuicio de Juan Carlos Requesens Martínez, y el delito de persecusión en perjuicio del ciudadano Julio Andrés Borges Junyent”, señaló el documento.

La fiscal aseguró que, a su juicio, en Venezuela hay un ataque sistemático contra la población civil disidente del gobierno, y amplió denuncias que consignó anteriormente ante el organismo jurídico multilateral.

“En el presente escrito narraré hechos que dan continuidad al ataque generalizado y sistemático contra la población civil disidente, lo cual fue denunciado por quien suscribe ante esa Corte Penal Internacional en fecha 16 de noviembre de 2017, enviando al Estado una vez más un mensaje claro a la disidencia, afirmando que de cualquier forma quienes son sus adversarios serán objeto de procesos penales, sometidos y disminuidos en su integridad humana”, aseveró Ortega Díaz en la denuncia.


Trabajadores públicos llamaron a paro hasta que sean reconocidos los contratos colectivos

 

Los empleados públicos venezolanos agudizaron hoy su conflicto laboral con el régimen de Nicolás Maduro al alertar algunos gremios de docentes que entrarán en un “paro técnico”, que ya rige en otros sectores, como el de la salud.

“Desde hoy se declara un paro de los trabajadores de la UPEL -Universidad Pedagógica Experimental Libertador- hasta que no nos paguen la quincena como debe de ser”, dijo a periodistas el presidente del sindicato de trabajadores de esta casa de estudio, Israel Herrera.

 

Según el dirigente, el salario mínimo, que se ubica en 1.800 bolívares o 29 dólares por mes, es la norma para la mayoría de los más de 14.000 trabajadores de esta universidad, que tiene 8 sedes repartidas en varias ciudades del país.

“Te pretenden pagar 1.800 (bolívares, 29 dólares según la tasa oficial) y la canasta básica ya va por 20.000 (322 dólares), entonces vamos a ser sinceros y a respetar las leyes que están ahí establecidas”, añadió en referencia a los contratos colectivos firmados por los trabajadores con el Estado.

Dichos contratos establecen tablas salariales que inician en 4,5 sueldos mínimos (8.100 bolívares o 131 dólares).

 

Herrera explicó que los trabajadores, además, no han percibido los ingresos correspondientes a la última quincena de septiembre, y que la primera fue cancelada en dos cuotas entre el 7 y el 18 del mes pasado.

“Desde el 18 de septiembre en la UPEL lo que se ha cobrado son 900 bolívares (15 dólares) ¿Cómo mantienes tu a la familia?”

También dijo tener conocimiento de que cerca del 40 % de los trabajadores administrativos han salido del país o planean hacerlo para huir de la crisis, y que en otras universidades se declararán paros en demanda de mejores salarios y presupuestos.

Lira, una profesora con doctorado, 40 años de experiencia e ingresos que no superan los 50 dólares mensuales por su actividad como docente, aseveró que “se ha visto” que el Gobierno de Nicolás Maduro pretende “acabar con las universidades”, puesto que “se atienden otras situaciones y se dejan de lado” los problemas que aquejan a las casas de estudio.

Los medios locales informaron hoy de tibias protestas de docentes en estados de Venezuela como Carabobo, Lara (centro) y Zulia (oeste).

En esta última entidad, el representante sindical Gualberto Mas y Rubi señaló que los maestros y profesores seguirán demandando “en la calle” mejores salarios, y que las instituciones educativas que estén “destruidos” y sin alimentos para los alumnos serán “cerrados”.

Estas acciones ocurren en el marco de la severa crisis económica que padece Venezuela, y que se expresa en escasez e hiperinflación, un indicador que según el Fondo Monetario Internacional (FMI) cerrará este 2018 en 1.000.000 %.

Esta crisis obligó a Maduro a dictar un paquete de medidas para sacar al país de la crisis, que incluyen congelación de precios, reforma fiscal y reconversión cambiaria, aunque expertos y analistas estiman que no atacan la raíz de los problemas de la economía venezolana. EFE

 


Encargado de Negocios de EE UU: “El mundo es testigo de la crisis venezolana”

 

James Story, encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en Venezuela, se reunió este miércoles con Kevin Whitaker, su homólogo en Colombia, para discutir la crisis que viven los venezolanos.

 

“James Story se reunió hoy a exigencia de la Cancillería, para discutir el discurso del Embajador de EE.UU. Whitaker en Colombia sobre la crisis en Venezuela”, indicó la Emabajada estadounidense en su Twitter.

Story aseveró que EE UU continuará apoyando a los venezolanos y resaltó que “el mundo es testigo de la situación actual del país”.

“Escuchamos a los venezolanos que nos hablan de la falta de acceso a comida, educación, salud, seguridad y otros derechos humanos básicos”, indicó el diplomático. El Nacional

 


#PrensaDSD

 

@PeriodistaDSD

Ayudanos compartiendo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FORMULARIO DE SUSCRIPCIÓN





Recibir Información en:
EmailWhatsappTelegram