#OpiDSD RR SS: Parte del nuevo Polis por @leonline2000

Ayudanos compartiendo en tus redes sociales

 

Muchos subestiman la importancia actual de las redes sociales y la participación ciudadana en ellas. Sin importar la plataforma de difusión de una idea en dichas redes, hay factores importantes para asegurar su difusión y el calado del mensaje.

 

Entre los factores a ser tomados están: la veracidad del mismo, a cuántas personas va llegando el mensaje y cuántas están dispuestas a compartirlo y hacerse eco del mismo, con lo que un usuario a posterior -puede- hacer conexión con el emisor del mensaje. Esta conexión puede ser permanente, fugaz, o intermitente tanto como las necesidades, intereses, ideas y puntos de vista “coincidan” entre el emisor y el receptor o que sean medianamente mutuas. También se puede refutar o ignorar el mensaje o que el mismo no “enganche”.

 

El hecho de propagar este mensaje, ya sea impreso o digital por redes sociales, en una dictadura contra el régimen operante supone asumir riesgos contra la persona, sus seres queridos y su propia libertad. La Ley Resorte, la Ley contra el Odio y la persecución a los medios son ejemplos. Ya en mi Hilo-Opinión de : “La coherencia del mensaje y el anonimato” https://twitter.com/leonline2000/status/1001210604865155077 , expuse cómo muchas personas se ven en la posición de usar nombres de usuarios de personalidad protegida en redes sociales para resguardar su integridad y difundir sus ideas.

 

Quienes desestiman el alcance de las redes sociales, analicen:

 

No es sólo el mensaje en sí. Es cuán CÓNSONO el mensaje es a las personas o grupo que va dirigido basado en su coherencia. Nuestra naturaleza humana hace que la información se difunda y propage en la medida que haya:

 

– Congruencia
– Cohesión
– Estructuramiento en la exposición de las ideas
– Respaldo y argumentación de las ideas expuestas (usando la pirámide de la argumentación)
– Veracidad y Basamento

 

Pero Usted al final, decide si comparte, acepta o suscribe del mensaje.

 

 

Ahora bien, si el régimen identificó que para mantenerse en el poder debía controlar medios de TV, radio, todo el espectro radioeléctrico, telefonía residencial y móvil, internet, tener guerrillas comunicacionales y amenazar a quienes expongan ideas y denuncias en las redes sociales.

 

 

¿Pueden líderes “opositores” desestimar el alcance de éstas RRSS? Lo más cumbre, es que detrás de éstos “líderes” hay asesores que trabajan con telemática y análisis de metadata, posicionamiento de tendencias y hay hasta asesores de imagen y estrategas políticos. Ante eso, es claro que no se puede argumentar que estos opositores “desconocen” del alcance y penetración de las redes sociales. De hecho, globalmente se ha aceptado que el debate de ideas en ellas ha llevado más cerca que nunca la política al usuario.

 

Por ello, no se puede aplicar el reduccionismo de la “Anti-Política” a quienes no se alinean con un partido, corriente, líder, coalición, o un determinado espectro político mientras lo exponen en redes sociales. Hasta el NO apoyar un político es una desicion política, no Anti-Política.

 

 

Sin ser redes sociales, en una total analogía en la cual se perseguía y se apresaba a la disidencia también, en la Francia ocupada por los Nazis, el Gral. Charles De Gaulle transmitió desde el exilio mensajes vía radio Londres a la resistencia y aquellos que apoyaban el Régimen de Vichy.

 

 

Tales mensajes dirigidos a los franceses no sólo estaban destinados a mantener la esperanza, sino a conminar una unidad nacional contra el colaboracionismo y la ocupación. El efecto fue crucial en la difusión de los ideales de libertad mientras se preparaba el Día D.

 

Como se mencionó antes, pese el ejemplo anterior no ser el de una red social, logró transmitir mensajes a una población con un país ocupado ante un liderazgo fragmentado -Siendo De Gaulle el más relevante-, unificando en torno a ideas y sirviendo como plaforma de información. En este caso, De Gaulle transmitía un mensaje unidireccional de Radio Londres a la Francia de Vichy, a la resistencia, a los deseperanzados y esperanzados del pueblo Francés.

 

 

Pero, ¿qué pasa cuando el mensaje va en una plataforma bidireccional como las redes sociales? Pues, la plataforma se retroalimenta de comunicación que fluye en 2 vías, se puede establecer data confiable, su origen, tendencias, alcance, se puede dirigir mensajes a públicos específicos, medir impresiones, penetración y todo a expensas del libre flujo de información. Lo que permite aseverar con seguridad que se ha cementado un espacio único como las redes sociales para el intercambio de ideas y la exposición de un nuevo modelo de Contraloría Social y Política que ha sido desestimado por la “Oposición”, pero no por el régimen.

 

 

Ante ello, claramente se ha podido analizar un repudio contra quienes pretenden disminuír el espectro de las redes sociales y las llaman “twitterlandia” y a usuarios como Guerreros del teclado, Empantuflados, tartufos mediáticos, Aldeanos con twitter-antorchas y demás.

 

En consecuente ¿alguien puede desestimar el efecto de las redes sociales ante la aniquilación abrumadora de la propuesta de Lenin Moreno de efectuar un Referéndum en Venezuela y el más reciente repudio a las decisiones dedocráticas del Diputado Luis Florido? El Polis es todo y cambia rápidamente con la tecnología y el acceso a la información. ¿Que mayor ejemplo que la internet es la biblioteca universal y que la mayoría de la humanidad con acceso a electricidad puede hacer uso de la //www siempre y cuando su país no la bloquee?

 

 

Tan es así la importancia de la contundencia y el metamensaje en las redes sociales que la misma cuenta del Departamento de Estado de USA en Español exhibe el día #Junio11 en @USAenEspanol lo siguiente:

 

 

Destaca de la anterior imagen:

 

a- La foto de desplazados VENEZOLANOS.

 

y los textos:

 

b- “Respaldamos al Pueblo”
c- “Rechazamos la dictadura”
d- “ESTAMOS CON VENEZUELA”

 

¿Creen que un Super-Poder global que busca un Nuevo Orden mundial pierde el tiempo emitiendo ese mensaje? El nuevo Polis integrado a la tecnología, a la información y las redes sociales es un hecho. Craso error sería asumir que una ciudadanía coherente e informada, objetivamente crítica y siendo parte de una Red de contraloría Socio-Politica puede ser manipulada fácilmente. No es 1999.

 

Leonard Reyes
@Leonline2000

Ayudanos compartiendo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FORMULARIO DE SUSCRIPCIÓN





Recibir Información en:
EmailWhatsappTelegram