Previous
Next
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

¿Qué hacer por Venezuela? — En medio de la desesperación por la destrucción del país, una y otra vez, amigos y amigas venezolanos me lo preguntan, buscando — creo — tanto consejo como consolación.

¿Qué puedo hacer por Venezuela? — Aquí mi respuesta: ponerme a la caza de la Cámara de Ámbar. — Veamos.

A inicios del siglo XVIII, la famosa y ahora perdida Cámara de Ámbar que hoy tendría un valor de cientos de millones de dólares fue diseñada para el Palacio Real en Berlín-Charlottenburg por Andreas Schlüter y Gottfried Wolfram.

Pero fue instalada, finalmente en el »Palacio de la Ciudad« de Berlín, despacho principal del Rey de Prusia, posterior »Kaiser«, Emperador de Alemania. Este »Stadtschloss« fue destruido en la Segunda Guerra Mundial y sus restos aniquilados por el gobierno comunista.

Hace un mes, en diciembre de 2020, la reconstrucción casi completa de este palacio fue inaugurada en pleno centro de Berlín (por la pandemia no hubo mayor celebración). Allí nació el salón decorado todo con seis toneladas de ámbar, »la octava maravilla del mundo«.

El tesoro perdido de la Cámara de Ámbar, ya en 1716, fue trasladado a Sankt Petersburgo como regalo de Federico Guillermo I, Rey de Prusia, al Zar Pedro el Grande.

Fue instalado en el Palacio de Catalina donde permaneció hasta ser desarmado y empacado para su protección durante el asedio alemán de Leningrad/Sankt Petersburgo que duró 872 días, entre 1941 y 1944.

Hay una sola foto en color conservada de la original Cámara de Ámbar que nunca más apareció después de ser desmontada del palacio de verano de la monarquía rusa. Esta es la mítica foto original del tesoro perdido:

¿Qué tiene que ver la Cámara de Ámbar de Berlín y Sankt Petersburgo con Venezuela? — Es la gran historia de perdida irremediable, búsqueda apasionada y saberes de la reconstrucción.

Porque los rusos — y los alemanes —, no se contentaron con lamentar la pérdida y buscar el tesoro perdido. En algún momento decidieron reconstruir la Cámara de Ámbar. Y lo hicieron juntos.

Comenzaron en 1979, una década antes del derrumbe del comunismo, y terminaron en 2003. Hoy puedes visitar la réplica, también por YouTube:

Para reconstruir la Cámara de Ámbar — y el tesoro perdido de la Venezuela arrasada — primero hay que quererlo con la misma pasión con la cual se ha buscado y se sigue buscando la cámara original.

Luego del querer hay que saber reconstruir una cosa tan compleja y preciosa como la Cámara de Ámbar — y Venezuela. Este es mi punto.

¿Cómo fueron capaces de reconstruir esta obra de arte? — El amor no es suficiente. Se trata de saber, recordar y saber hacer.

Esta es mi respuesta cuando me preguntan ¿qué puedo hacer por Venezuela, ahora, mientras dure esta calamidad que parece infinita? Haz el ejercicio espiritual de averiguar qué sabes tú y qué tienes tú de la Venezuela que merece ser reconstruida.

Ámalo. Conócelo. Recuérdalo. Entonces lo sabrás reconstruir junto con otros.

En todos los ámbitos del hacer, saber y saber hacer venezolano hace falta ahora este trabajo de rescate y memoria para poder reconstruir algún día después del derrumbe y desfalco actual.

¿Cómo pudieron reconstruir la Cámara de Ámbar? Pues, sabiendo como era. Tenían planes, fotos (todas en blanco y negro menos una, vea arriba). Y aprendieron a reconstruir; rusos y alemanes juntos, por cierto.

Venezuela tiene infinidad de tesoros perdidos, preciosos, cálidos como color ámbar y con sabor a miel. Nunca lo olvides. Y no olvides ni uno. Es un trabajo serio recordar, documentar, hacer memoria de lo que es valioso y no permitir que se pierda. 

De la misma manera no solamente reconstruyeron la Cámara de Ámbar sino todo el Palacio Real en el centro de Berlín, donde nació la »octava maravilla del mundo«. Lo terminaron ahorita, 75 años después de su destrucción.

Habrá muchas áreas técnicas o no tan técnicas donde este trabajo de rescate para el futuro se tiene que hacer ahora o nunca. Es lo que cada uno puede hacer ahora por Venezuela. Es más, debería hacerlo cada uno — algunos de manera más científica, todos de manera empírica, a la venezolana.

Hilo original publicado a las 3:32 AM del 23 de enero de 2021 en twitter

Deja una respuesta

Comparte este post:

Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Todos los Derechos Reservados 2019 © | DSDVzla