#BetaEnLetras #BetaPolítico #Movimiento por .@Juliococo el 10Nov de 2019

Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Los movimientos exitosos son donde el liderazgo interpreta las necesidades y deseos de las personas, y el que plantea correctamente los objetivos y desarrolla una estrategia para que ese movimiento crezca, tenga acciones, comunicaciones; hasta que el objetivo se transforma en una propuesta institucional o cultural y se hace realidad.

Los movimientos sociales y políticos dependen de las expectativas. La democracia concilia los movimientos sociales o políticos en acuerdos de ganar/ganar para las tendencias de la sociedad.

La victoria de Bolivia. La conducción política de los líderes y el no ceder en sus exigencias puso un reto institucional. Todos tomaron decisiones: sindicatos, empresarios, alcaldes y congresistas renuncian, la policía decide no reprimir y usar las armas contra la institucionalidad; todo esto puso en jaque a la Fuerza Armada, no acataron la orden de represión total y recomiendan la renuncia de Evo Morales. El movimiento asedió a Evo Morales quien negocia su exilio.

España por su parte, tiene un conjunto de problemas sociales, mucho antes de la guerra civil. Se hacen elecciones y todavía no se ha podido formar gobierno. El Partido Socialista Obrero Español sacó el mayor número de votos, el mayor número de diputados, pero no tiene mayoría absoluta. De segundo llegó el Partido Popular (PP), lo que allá llaman la derecha. Y de tercero salió Vox, un fenómeno electoral, acusado de ultraderecha y nacionalista, pero que en el marco de la crisis política pudieron nuclear un movimiento para contrarrestar al otro movimiento que independientemente de los partidos tradicionales (el PSOE y el PP), viene representado por la narco izquierda y el progresismo que adelanta Pablo Iglesias con Podemos. Este choque de movimientos o termina solucionando la crisis política en un pacto real para la gobernabilidad, o esta crisis política va a derivar en que el pacto social español no le es funcional al español promedio y se dará un proceso de reformas constitucionales y legales profundas.

En Venezuela el chavismo llega al poder porque el sistema bipartidista AD-COPEI amparado en la Constitución del 61 no cumplió las expectativas de la mayoría. El clima social de los años 90 fue duro y generó un movimiento en el cual Chávez pudo hacerse del poder. A nombre de ese movimiento hizo una nueva Constitución. Nadie pudo detener ese movimiento. Luego este se fue transformando, hasta llegar al año 2012/2013 coincidiendo con el fallecimiento de Chávez y todo cambia, incluso un cambio generacional, jóvenes que no conocieron otro sistema y tuvieron expectativas no cumplidas emigran, vemos la aparición de la diáspora. En este caso, no vemos una crisis de la democracia o del sistema, es porque la crisis es el sistema de la tiranía chavista amparado por las narco izquierdas.

En este sentido el movimiento venezolano no ha sido exitoso porque no hay un liderazgo que sea irreductible en sus exigencias y en sus objetivos, y que esa acumulación y estructuración de las fuerzas sociales que suman fuerzas políticas, que suman poderes fácticos; transforman eso en una propuesta que se hace realidad. Esto no termina de hacerse realidad porque el capital del movimiento social no tiene coordinación de expectativas, deseos y liderazgo político.

De todos los movimientos que se han dado recientemente en Latinoamérica ninguno tiene ni la cuota inicial de la experiencia, el temple, la fuerza, la estructura y la organización que el movimiento demócrata venezolano tuvo en 2017. El caso de Bolivia se logró porque se alineó el liderazgo con la expectativa de la base social. Es momento de alta política y mucha expectativa en Bolivia y esa es la gran enseñanza.

No solo en Venezuela, en el mundo hay crisis de los partidos políticos que es equivalente a la crisis de las democracias en el hemisferio. Los partidos políticos de Occidente no están interpretando a la sociedad, ni los de izquierda ni los de derecha, pero los centros políticos tampoco porque se centran en hacer acuerdos políticos, no en hacer síntesis de las necesidades de la gente. Por tanto al estar encasillado en una ideología política pierdes la interpretación social y no hay estrategia correcta, como el caso venezolano que no la vemos. La capacidad humana también juega un factor definitorio.

Reconocimiento a las protestas pro libertad en Hong Kong, en Teherán, y en Moscú.

Los movimientos pro democráticos no están siendo patrocinados por los factores de poder democráticos, en cambio las revueltas que interesan a la narco izquierda están siendo publicitadas, financiadas, asesoradas y estructuradas con una estrategia conjunta.  El mundo occidental está siendo usado en nuestra contra y no hay una articulación para ponerle fin a esto.

La izquierda tiene una ventaja, su mismo pensamiento colectivista les genera estar unidos y la derecha viene retrocediendo por su mismo pensamiento individualista, esto nos mantiene aislados. Este es el momento en que los movimientos democráticos globales con líderes que hagan una excelente interpretación social, que tengan una actitud irreductible ante la vida, pero con una capacidad de entendimiento político y de visión generacional puedan frenar el movimiento contrario que es la penetración y la restricción de los valores de la libertad y la democracia.

A nivel de movimientos, Venezuela a lo largo de la historia siempre fue de primero, actualmente no hemos sabido medir los tiempos para una articulación estratégica de los movimientos globales pro democráticos, pro libertad y pro desarrollo del individuo. Es el momento para un movimiento de cambio total en Venezuela. Con nuestra experiencia política entendemos que cada victoria de un pueblo en su democracia es una victoria del pueblo venezolano y que nos interesa que esos pueblos sean democráticos, que sean libres y que tengan gobiernos que nos ayuden a desmontar la tiranía chavista. Es el momento, debe haber un líder que haga la correcta interpretación de los anhelos y necesidades de la sociedad en su complejidad.

El destino está en manos de los movimientos sociales que se transforman en movimientos políticos. No existe base social sin liderazgo. Lo que hizo la diferencia en Bolivia fue el movimiento social y su liderazgo. Para Venezuela  el “no podemos solos” no puede reducirse a la salida militar, debe haber una articulación de los movimientos de cada país y los liderazgos.

El movimiento Democracia Sociedad y Desarrollos para Venezuela, es uno de esos movimientos para la restauración de la República. Tenemos que estar convencidos de lograrlo. Un movimiento son muchas personas vibrando en la misma frecuencia, acumulando energía hasta que se vuelca y genera los cambios.

Hay que pensar cómo y cuándo volver al asfalto.

Resumen realizado por el equipo de #PrensaDSD en la cuenta de Twitter @PeriodistaDSD

Deja una respuesta

Comparte este post:

Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Todos los Derechos Reservados 2019 © | DSDVzla