Previous
Next
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

A los ciudadanos venezolanos, organizaciones políticas y medios de comunicación:

El período constitucional de la Asamblea Nacional culmina el 5 de enero de 2021, por lo cual debió convocarse elecciones parlamentarias nacionales para diciembre de este año. Esta convocatoria no es posible por la inexistencia de instituciones legales y legítimas que den cumplimiento a la ley y garanticen los derechos humanos, civiles y políticos de los venezolanos. La Presidencia de la República, el Consejo Nacional Electoral y el Tribunal Supremo de Justicia que ejercen como poderes públicos en Venezuela son producto de la ilegalidad y el abuso de poder de la tiranía que implosionó el estado; por tanto, sus decisiones y acciones no representan ni protegen la voluntad de millones de venezolanos. Esto, aunado a la existencia de un proceso constituyente carente de legalidad y representatividad que suplantó por la fuerza el esquema de los poderes públicos a la medida de la tiranía y sus intereses.

La convocatoria a elecciones hecha por el chavismo no contiene ningún parámetro que brinde legitimidad a los que resultasen electos, ni brinda garantías al elector en el ejercicio de su voto. Este no es un proceso electoral donde los venezolanos elijamos a nuestros representantes, es un proceso de designación de agentes legitimadores de la tiranía chavista que pretenden usurpar por completo a un poder público constituido -tal como lo hiciesen con la Presidencia de la República, el Tribunal Supremo de Justicia y el Consejo Nacional Electoral-, La Asamblea Nacional.

Ante esta realidad, DSD Venezuela decidió de forma unánime:

DSD Venezuela NO se inscribirá como organización con fines políticos ante el CNE en el año 2020. Cumpliremos los trámites correspondientes cuando existan poderes públicos, instituciones y marco legal que garanticen los derechos humanos, civiles y políticos en Venezuela.

DSD Venezuela NO participa ni apoya el proceso de designación de Diputados a la AN convocado por el chavismo para el 6 de diciembre de 2020. Esto no es un proceso electoral, es un proceso de designación para la usurpación del poder legislativo nacional.

Cualquier adscrito de DSD Venezuela que acompañe este nuevo abuso contra los venezolanos queda expulsado inmediatamente de nuestro movimiento.

De no ocurrir eventos que reconfiguren el esquema actual de los poderes constituidos en Venezuela antes del 5 de enero de 2021 entraremos en un nuevo limbo ante la inexistencia definitiva de poder legislativo nacional, sumándose al ejecutivo y judicial, lo que se traduce en la ilegalidad e ilegitimidad total del estado venezolano. Sobre esto, recordamos que ninguna organización o gobierno extranjero está facultado para dirimir el conflicto de poderes en nuestro país, el único organismo que puede hacerlo es el Tribunal Supremo de Justicia y también es ilegítimo y usurpado, lo cual nos ubica en una paradoja política e histórica que solo es resoluble con la instalación e inicio de un Proceso de Transición Institucional, Social, Jurídico, Económico y Político.

Movimiento DSD Venezuela

5 de septiembre de 2020

Deja una respuesta

Comparte este post:

Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Todos los Derechos Reservados 2019 © | DSDVzla