Juan Guaidó, advirtió que la presión contra Nicolás Maduro “apenas comienza” y propuso un paro “escalonado” en el sector público. #InfoDSD #5Mar

Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

#InfoDSD #5Mar

 

Resumen Informativo

 

 


Juan Guaidó, advirtió que la presión contra Nicolás Maduro “apenas comienza” y propuso un paro “escalonado” en el sector público

 

El presidente encargado, Juan Guaidó, advirtió este martes que la presión contra Nicolás Maduro “apenas comienza” y anunció un paro “escalonado” de funcionarios públicos, un día después de su desafiante regreso al país, tras haber burlado una prohibición de salida.

 

Guaidó, reconocido como mandatario encargado por más de 50 países, se reunió con dirigentes sindicales apostando a que los funcionarios públicos apoyen sus esfuerzos para sacar del poder a Maduro.

 

“Pensaban que la presión máxima había llegado. Sépanlo claramente que la presión apenas comienza”, lanzó Guaidó tras el encuentro en Caracas.

 

El también jefe del Parlamento logró reactivar las protestas y estrechar el cerco diplomático contra Maduro desde que el pasado 23 de enero se juramentó como presidente interino, luego de que el Legislativo de mayoría opositora declarada al gobernante como “usurpador”.

 

“Aquí está el presidente encargado de Venezuela dándole la cara a los trabajadores, al trabajo con dignidad, sin que les regalen nada”, añadió Guaidó, quien promueve un “gobierno de transición y elecciones libres” aduciendo que el segundo mandato iniciado por Maduro en enero es resultado de elecciones tramposas.

 

Guaidó busca ahora arrebatarle el control de la burocracia estatal, que considera “secuestrada por los chantajes y las persecuciones”. En su criterio, los representantes de los trabajadores le propusieron avanzar hacia un “paro escalonado en la administración pública”, aunque no dio detalles.

 

Durante la era chavista, el sector público llegó a tener entre 4 y 4,5 millones de trabajadores, pero esa cifra pudo haberse reducido a raíz de la grave crisis económica, que incluye una contracción del PIB de 50% desde 2014, hiperinflación y escasez de bienes básicos.

 

– “Ahogados en contradicciones” –

 

Con tono retador tras su multitudinario recibimiento el lunes a su llegada a Caracas, Guaidó dijo que el silencio chavista frente a su retorno muestra las contradicciones en el círculo del “dictador”.

 

Sus seguidores temían que fuera arrestado al llegar a Venezuela, de donde salió el 22 de febrero para presionar infructuosamente por el ingreso de donaciones de Estados Unidos en alimentos y medicinas desde Colombia.

 

Maduro lo impidió al bloquear los accesos por las fronteras terrestres y marítimas, alegando que la ayuda era el pretexto para una intervención militar estadounidense en el país con las mayores reservas de petróleo.

 

“Están ahogados en contradicciones. No tienen cómo responder al pueblo de Venezuela”, dijo Guaidó a periodistas al ser interrogado sobre cómo explica que no haya habido aún alguna reacción de parte de Maduro a su regreso.

 

Antes de su vuelta a Caracas, Maduro había declarado que Guaidó tendría que encarar a la justicia, por haber evadido la prohibición de salida del país.

 

Maudro, quien declaró asueto por carnaval del 28 de febrero al 5 de marzo, participa este martes en un homenaje por el aniversario de la la muerte de su antecesor, Hugo Chávez, (1999-2013).

 

“Comandante Chávez (…), gracias a tus enseñanzas y a tu ejemplo hoy continuamos en lucha permanente contra los enemigos que intentaron apagar tu voz tantas veces. ¡Vivirás por siempre en cada victoria!”, escribió Maduro en Twitter.

 

– Sector público paralizado –

 

Guaidó busca elevar la presión interna para desalojar a Maduro, luego de que el Grupo de Lima -integrado por Canadá y una docena de países latinoamericanos- descartara su apoyo a una intervención militar, una alternativa que el gobierno de Donald Trump mantiene sobre el tapete.

 

Para ello pretende volcar a su favor a los empleados públicos, con algunos de cuyos dirigentes se reunió este martes. El chavismo conserva su influencia en buena parte de la cúpula sindical.

 

“El paro escalonado es una propuesta de los trabajadores públicos para que más nunca trabajen para la dictadura”, sostuvo en una rueda de prensa, en la que anunció una ley para proteger a los funcionarios de eventuales despidos.

 

En la cita de este martes participaron sindicalistas petroleros, de las industrias básicas, gobernaciones, alcaldías, hospitales y la banca pública, entre otros, dijo a la AFP la dirigente Ana Yánez.

 

“La administración pública está prácticamente paralizada. En las alcaldías van a trabajar solo tres veces a la semana y apenas medio día”, comentó Yánez.

 

El salario mínimo en Venezuela apenas alcanza para dos kilos de carne por un hiperinflación que el FMI proyectada en 10.000.000% para 2019. AFP

 

 


Donald Trump extendió declaratoria de emergencia nacional sobre Venezuela

 

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, extendió este martes la declaración de emergencia nacional en EE UU por la amenaza a la seguridad nacional que representa Venezuela.

 

“La situación en Venezuela continúa representando una amenaza inusual y extraordinadia para la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos. Por esta razón he determinado que es necesario extender la vigencia de la emergencia nacional declarada en la Orden Ejecutiva 13692 con respecto a la situación de Venezuela”, indicó Trump según reseñó La Voz de América.

 

Desde su promulgación en el año 2015, durante la administración de Barack Obama, Trump ha ampliado el rango de acción de la Orden Ejecutiva en cinco oportunidades, con el objetivo de evitar que funcionarios venezolanos lograran evadir las sanciones impuestas por su gobierno.

 

Debido a la legislación de Estados Unidos, la declaración de emergencia nacional debe ser ratificada de manera anual. Con información de La Voz de América

 

 


Elliott Abrams: “Todas las opciones están en la mesa, pero nuestra política es conseguir una transición pacífica a una Venezuela democrática”

 

Elliott Abrams habló desde el Departamento de Estado de EEUU sobre la situación política en Venezuela tras la llegada de Juan Guaidó.

 

“Todas las opciones están en la mesa, pero nuestra política es conseguir una transición pacífica a una Venezuela democrática”, comentó Abrams. “Nadie está hablando de pasos militares estadounidenses, excepto el régimen de Maduro y los rusos”, reitera.

 

“Si quería construir una Venezuela democrática, tuvo la oportunidad de hacerlo, pero no lo hizo”, dijo Abrams a periodistas. “Es extremadamente difícil ver cómo podría jugar un papel positivo en una elección democrática”.

 

Sin embargo, Abrams sostuvo que, en última instancia, era decisión de los venezolanos decidir el futuro papel de Maduro.

 

El funcionario también dijo que la imposición de sanciones secundarias contra ciudadanos o entidades no estadounidenses vinculadas al gobierno de Maduro era “claramente una posibilidad”. Pero aclaró que no se había tomado una decisión al respecto.

 

“No hemos entrado aún en sanciones secundarias. Hay que ver el comportamiento del régimen, pero podemos asegurar que las sanciones tienen un impacto grande”, aseguró sobre supuestas restricciones para empresas extranjeras que colaboren con el chavismo.

 

El enviado especial para Venezuela asegura que “este régimen tiene un gran récord de destruir la economía de su país”. Por este motivo, alega que EEUU trata “de afectar al régimen y no al pueblo de Venezuela”.

 

Asimismo, Abrams destaca que, mientras EEUU continúa enviando ayuda humanitaria a Cúcuta, destinada para los venezolanos, China y Rusia se abstienen de dar dinero al régimen.

 

El diplomático estadounidense reiteró que hasta 59 personas cercanas a Maduro serán privadas de visado para EEUU. “Habrá otros. Llamen a los militares para que se desconecten del régimen”, enfatizó. Con información de Reuters

 

 


EE UU: “Sería un regalo si Maduro pudiera participar en nuevas elecciones”

El enviado especial de EE UU para Venezuela, Elliott Abrams, aseguró este martes que sería un «regalo» si Nicolás Maduro, se presenta a unas elecciones con todas las garantías y compite por la Presidencia con otros candidatos.

 

«Sería un regalo de alguna forma porque, de acuerdo a las encuestas más recientes que he visto, solo tiene entre un 10 y un 15% del apoyo. En última instancia, es una decisión que le corresponde al pueblo venezolano», dijo Abrams en un encuentro con la prensa internacional.

 

La opinión de EE UU, explicó Abrams, es que «todos los partidos políticos», incluidos el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), tienen un «papel que jugar en el futuro» del país y depende del pueblo venezolano decidir «cuánto poder» le otorgan.

 

Pero, para Abrams, es «muy difícil» concebir cómo un «dictador como Maduro» puede jugar un papel en el futuro de Venezuela.

 

«Si quisiera construir una Venezuela democrática, ya tuvo una oportunidad de hacerlo, pero no lo hizo. Esas decisiones se las dejamos al pueblo venezolano. En toda transición en Latinoamérica, hay negociaciones», consideró el diplomático.

 

«Pero, -añadió- solo diré que es extremadamente difícil ver cómo podría jugar un papel positivo en unas elecciones democráticas y desde luego no jugó ese papel en las elecciones de mayo del año pasado».

 

Maduro, en el poder desde 2013, se impuso en mayo del año pasado en unas elecciones no reconocidas por buena parte de la comunidad internacional y en las que no participó la oposición.

 

Como resultado de esos comicios, Maduro volvió a tomar posesión de su cargo el 10 de enero.

 

El 23 de enero, el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, invocó unos artículos de la Constitución venezolana para reclamar que, como jefe del Parlamento, tiene la autoridad para juramentarse como presidente interino del país al considerar que Maduro, está «usurpando» la Presidencia.

 

EE UU fue el primer país en reconocer a Guaidó como presidente y, desde entonces, ha tomado diferentes acciones para presionar a Maduro: desde restricciones de visados a funcionarios venezolanos hasta sanciones a la empresa Petróleos de Venezuela (Pdvsa), una de las principales fuentes de divisas para Caracas.

 

Abrams avisó de que su gobierno está «preparado» para presionar más a Maduro con acciones que podrían afectar a la economía y al sistema financiero, así como a altos cargos del «régimen».

 

Una de las opciones que EE UU está evaluando es la imposición de sanciones secundarias a aquellas compañías que negocien con empresas controladas por Maduro, como Washington ha hecho en el caso de las compañías extranjeras que compraban petróleo a Irán.

 

«Es siempre una posibilidad, pero no estamos ahí aún», subrayó. EFE

 

 


Robert Palladino: “EEUU felicita a Guaidó por sus exitosos esfuerzos diplomáticos en la región”

 

Robert Palladino, vocero del Departamento de Estado de EEUU, felicitó este martes al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, por sus exitosos esfuerzos diplomáticos en la región.

 

Palladino concedió unas declaraciones a la prensa tras la llegada de Guaidó al territorio venezolano de su gira por cinco países.

 

“Los Estados Unidos aplauden a la gente de Venezuela por sus acciones para crear una transición democrática pacífica. Además, felicitamos al presidente (E) Juan Guaidó por sus exitosos esfuerzos diplomáticos en la región y su regreso seguro a Venezuela”, comentó.

 

El vocero aclaró las diferencias entre Guaidó y Nicolás Maduro en Venezuela. Además, resaltó los esfuerzos que ha conseguido desde que se juramentó el pasado 23 de enero.

 

“Juan Guaidó fue elegido presidente de la Asamblea Nacional y Maduro usurpó la presidencia de Venezuela. Por ese motivo, él presidente legítimo del país. Como mandatario ha designado diplomáticos en muchos países. La comunidad internacional debe respaldar al Parlamento venezolano para lograr una restauración pacífica de la democracia en Venezuela”, agregó.

 

 


Equipo del presidente (E) Juan Guaidó pidió prórroga a Citibank para recompra de oro venezolano

 

El equipo del presidente encargado venezolano Juan Guaidó pidió al Citibank una prórroga de 120 días para recomprar el oro que fue garantía de un canje otorgado al régimen de Nicolás Maduro, en un intento por resguardar las reservas del metal, dijeron tres fuentes al tanto de las conversaciones.

 

Los asesores del también jefe de la Asamblea iniciaron a mediados de febrero las gestiones con la entidad estadounidense a fin de detener la ejecución de la garantía, que debería ocurrir este mes.

 

No estaba clara la fecha exacta de vencimiento de la operación en la que el banco podría tomar control del oro. “Se le solicitó al Citibank un plazo de 120 días porque estamos trabajando en el cese de la usurpación y el gobierno de transición”, detalló una de las fuentes aludiendo a los intentos de la oposición por forzar una salida de Maduro.

 

En un reporte presentado al regulador estadounidense el 22 de febrero, Citibank dijo que el Banco Central de Venezuela (BCV) había acordado en marzo recomprar un “significativo volumen de oro” como parte de un acuerdo firmado en 2015 bajo el cual el emisor vendió oro por unos 1.600 millones de dólares.

 

En el pacto, el BCV acordó volver a comprar el oro que mantenía en el Banco de Inglaterra y pasó a manos de Citibank en unas fechas y por volúmenes determinados, agregó el texto, que solo dijo que “la próxima fecha es en marzo de 2019”. “Todavía se espera respuesta del Citibank a la petición”, señaló otra de las fuentes consultadas y que asesora al líder opositor.

 

Citibank dijo que no haría comentarios sobre la solicitud. La medida forma parte de la estrategia de protección de activos externos de Guaidó, que ha sido reconocido por Estados Unidos, la mayoría de los países europeos y de la región como el presidente legítimo de Venezuela.

 

Este esfuerzo arrancó luego que el gobierno del presidente de Estados Unidos Donald Trump impusiera más sanciones a la estatal petrolera PDVSA, que afectan los ingresos que generan las exportaciones venezolanas de crudo.

 

Hace cuatro años el régimen de Maduro empezó a hacer operaciones de canje con garantías en oro para tener liquidez ante la merma de ingresos petroleros. En el 2017, dejó vencer una operación con Deutsche Bank porque para ese momento enfrentaba elevados compromisos de deuda.

 

Pero en el 2018 la estrategia del gobierno cambió y le pagó en efectivo a Citibank y al Deutsche Bank dos canjes para recuperar el oro, lo que le permitió a la nación OPEP aumentar las posiciones del metal en el Banco de Inglaterra, lingotes que el Banco Central de Venezuela ha buscado repatriar, sin éxito.

 

Maduro, que inició su segundo mandato en enero cuestionado por haber ganado en unas elecciones consideradas fraudulentas por sus adversarios, ha estado urgido de fondos, y en enero el emisor vendió a una firma de Emiratos Árabes tres toneladas de oro. En febrero el oficialismo sacó otras ocho toneladas del metal presuntamente para ser colocadas fuera del país. /Reuters

 

 


#PrensaDSD
@PeriodistaDSD

Deja una respuesta

Comparte este post:

Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Todos los Derechos Reservados 2019 © | DSDVzla