Previous
Next
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Vienen los barcos de Irán ¿Llegarán? | @Juliococo

Como muchos conocen vienen en camino a Venezuela cinco tanqueros iraníes con -aparentemente- combustible; esto en medio de una gran crisis energética en nuestro país, por un lado, problemas graves de suministro eléctrico a lo largo del territorio y por el otro, más complicado e impactante, la casi inexistencia de gasolina en el país.

Explicar lo que vivimos no tiene sentido, usted lo sabe y lo vive igual que todos los venezolanos.

El régimen chavista está bajo sanciones de los Estados Unidos de América por ejercer el poder de forma ilegítima, violar derechos humanos y por vinculaciones con el narcotráfico. Incluso, hay órdenes judiciales y recompensas sobre los tiranos, encabezados por Nicolás Maduro. Irán, por su parte, también está bajo sanciones de EEUU y de la ONU también las cuales arreciaron por el asunto de su programa nuclear. Ambos regímenes, el chavista y el de los ayatolas son aliados económicos y militares que han actuado bajo la égida militar y económica de China y Rusia.

Debido a las sanciones, ambos regímenes tienen serios problemas para comerciar como estados, por eso recurren a actividades delincuenciales para sortear las sanciones porque muchos de sus requerimientos básicos y estratégicos no pueden pasar por el sistema bancario internacional, a nivel de pagos, ni por los envíos naturales internacionales, a nivel de carga. PDVSA -Destruida por el chavismo, con la producción en el piso y con nuestras refinerías destrozadas- venía importando combustible de Rusia; por las sanciones Rusneft decidió no arriesgarse y en una jugada jurídica sale de Venezuela y pasa todo a manos de otra empresa estatal agravando la crisis de combustible.

Luego de la emisión de las órdenes judiciales contra personeros chavistas, EEUU desplegó un operativo militar aeronáutico contra el narcotráfico en el Atlántico y en el Pacífico. En este operativo han detenido e incautado cargamentos importantes de drogas; pero su principal efecto es la disminución de carga marítima y aérea de drogas; disminuyó el tráfico pesado lo que se traduce en fuertes presiones a los carteles latinoamericanos y al chavismo acusado de ser parte de los mismos. En ese estricto sentido inicia este capítulo Irán-Venezuela-EEUU.

En teoría, las sanciones estadounidenses no permiten esta transacción en términos clásicos, Irán no puede vender y Venezuela no puede comprar y van el primer asunto ¿Cómo se pagó ese combustible? Lo que indican analistas, periodistas y voceros gubernamentales de EEUU y también Juan Guaidó hoy es que fue pagado con oro venezolano y que el mismo viene siendo transportado en un puente aéreo con la aerolínea iraní Mahan Air, también sujeta a sanciones.

En ese orden, viene el siguiente asunto ¿Qué viene en esos barcos? ¿Realmente es solo combustible o traen partes tecnológicas con fines desconocidos? ¿Traen armamento y/o personal militar iraní? Así, con esa duda, estos cinco buques han atravesado todos los canales de navegación sin problemas y ya se encuentran en el Océano Atlántico rumbo a puerto venezolano.

Son varias las declaraciones que dejaron entrever que EEUU en el marco de su operativo detendría estos buques y confiscaría su carga para revisión, y entramos al tercer elemento importante ¿Es legal que EEUU intercepte barcos comerciales extranjeros cuya transacción comercial no pasó por su sistema y no tiene como destino su país? El último referente al respecto es Cuba, por ellos se habla mucho de este caso como la crisis de los misiles de 1962 donde EEUU descubrió una plataforma misilística rusa en suelo cubano y que terminó en su desmontaje y regreso a Rusia en una negociación que -vemos hoy- mantuvo al régimen cubano en el poder a cambio de no prestarse para estrategias militares enemigas. Pero, lo más importante a rescatar de esta referencia es que las sanciones al régimen cubano por parte de EEUU nunca limitaron que Cuba comerciara y recibiera ayuda de otros países y empresas; es sabido como España, México, Brasil y en décadas recientes Venezuela, han tenido total acceso financiero, comercial y territorial con Cuba porque las sanciones no aplican a terceros.

Entonces ¿De qué trata todo esto? Es teoría de los juegos pura y dura donde Irán-Venezuela provocan a EEUU con una acción comercial hasta tanto no se demuestre que es una acción bélica, es decir, es combustible hasta tanto no se demuestre que trae otra carga ¿Cómo saberlo? Con la verificación/certificación de carga y, en ese asunto, si los buques pasaron por los canales de navegación europeos es porque tienen esa documentación y entra el cuarto actor, la Comisión Europea, porque al pasar los tanqueros con su documentación “en orden” los compromete, sobre todo la Lista de Empaque y la Factura que en sí mismos -junto a otros documentos- dan fe de la naturaleza de la transacción. Si efectivamente la documentación es correcta y cierta y, a pesar de eso, confiscan los buques habría un problema legal-comercial que dirimir en tribunales internacionales. Por otro eje, es estratégico para EEUU en su estrategia de presión para que el chavismo abandone el poder en Venezuela que las sanciones y el bloqueo al narco no puedan ser sorteados, del mismo modo que permitir libre comercio iraní con carga dudosa golpea su estrategia contra los ayatolas para que cesen su proyecto expansionista y salgan del poder.

Como al final no es un conflicto militar y mucho menos comercial vamos al fondo, el asunto es político:

Irán-Venezuela hacen esta jugada eminentemente comunicacional, porque si EEUU detiene y confisca los buques, y los mismos solo traen combustible en medio de la inmensa crisis de gasolina en nuestro país, se victimizan y fortalecen el relato de que las sanciones afectan y matan al pueblo.

Si EEUU deja pasar los barcos, Irán-Venezuela lo presentarán como una victoria política y moral contra EEUU en su patio trasero construyendo un precedente donde las sanciones y tener un operativo militar en el Atlántico no frenan el comercio entre regímenes proscritos.

Viendo esto, la decisión en manos de EEUU es totalmente estratégica porque la única manera de obtener una victoria comunicacional es que los buques traigan armamento, personal militar o partes tecnológicas para empresas prohibidas (como la nuclear o biológica). Como agregado, el comunicado de Guaidó-Asamblea Nacional no indica una posición clara sobre si EEUU debe detener o no los barcos.

En medio de este perverso juego, nosotros… Sin electricidad, sin agua, pocos alimentos a altos precios, pocas medicinas a altos precios, sin transporte y en confinamiento forzado por la pandemia y casi 10 millones de venezolanos sin televisor por el cierre de operaciones de DirecTV. Y, estrictamente en lo del combustible, pagando a la mafia militar la gasolina más cara del planeta entre 2 y 5 dólares el litro mientras decenas mueren a diario por no poder movilizarse y otros miles entran en pobreza crítica al día por no poder producir.

Antes de seguir es importante la siguiente aclaratoria personal:

1.- Apoyo 100% el bloqueo marítimo y aéreo al narco, es más, debe arreciarse mucho más el cerco.

2.- Apoyo 100% las sanciones a Irán, es más, considero que el pueblo iraní urge del apoyo del mundo libre para combatir y deponer al régimen de los ayatolas

3.- Apoyo 100% las sanciones y órdenes judiciales al chavismo, es más, creo que falta mucho por investigar y deseo que TODOS paguen por sus crímenes.

Valiendo la aclaratoria doy mis consideraciones:

Ya el primero de los buques iraníes, el Fortune, está cerca de aguas venezolanas; Vladimir Padrino ha dicho que una vez entre en zona exclusiva económica de Venezuela serán escoltados por la armada venezolana hasta el puerto. Más allá de su discurso que solo es la preparación del inmenso show mediático que van a hacer si los buques pasan, el tema es que cualquier acción de la armada estadounidense sería en el canal de navegación comercial en aguas internacionales. Han dicho que cualquier embarcación que se acerque a buques militares será tomada como hostil ¿La armada estadounidense hará una alcabala en el Atlántico? De ser así deberían tener la certeza de que la carga del o los tanqueros es más que combustibles. Entonces ¿Se arriesgaron los iraníes a enviar carga ilegal a Venezuela en los tanqueros? Hasta ahora, tanto EEUU, analistas independientes y Guaidó-Asamblea Nacional asoman esa posibilidad.

Mi posición es que al detener los barcos debería activarse el plan definitivo para obligar a Maduro a salir del poder e iniciar la transición en Venezuela, si no… Por donde se vea, será una victoria comunicacional de ambos regímenes que desmoralizaría aún más a los venezolanos. Por ello, creo que el menor costo político para EEUU es dejar llegar esos buques a menos que -repito- en esos buques venga algo más que gasolina.

La solución no es detener los barcos, tampoco es dejarlos pasar, la solución es SACAR A MADURO YA.

Julio Jiménez Gédler

@Juliococo

Deja una respuesta

Comparte este post:

Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Todos los Derechos Reservados 2019 © | DSDVzla